17 de Julio de 2018 | Por: Magdalena Arce y David Nogales |Diario Financiero

Sin embargo, el sector advierte que el precio de las propiedades podría bajar el próximo año debido al stock.

El sector inmobiliario de Chile sonríe con más entusiasmo que antes. Y aunque los resultados aún no son comparables al extraordinario 2015 (marcado por las ventas sin el beneficio tributario del IVA a la construcción), sí son más auspiciosos que los del año pasado.

Según el estudio trimestral de GFK, entre abril y junio se comercializó un total de 8.399 propiedades, lo que supone un incremento de 5,5% en relación al trimestre anterior y 3,9% en doce meses.

“El sector inmobiliario ya empieza a mostrar ciertos síntomas de mejoramiento que no los veníamos observando hace ya varios trimestres. El trimestre anterior ya habíamos visto que las ventas habían subido un 1%, hoy día ya sobre el 5% es bastante bueno. Y por otro lado sí vemos un mayor dinamismo desde el punto de vista de mayor incorporación de proyectos que inician ventas y eso es un buen síntoma”, dijo Javier Varleta, gerente de estudios de GF Adimark.

Para este periodo se evaluaron 1.193 proyectos, de los cuales 81 se incorporaron al mercado al iniciar venta de sus unidades.

En el caso de departamentos ingresaron un total de 66 desarrollos inmobiliarios, donde  se observa que hay comunas mucho más potenciadas. Ese es el caso de Ñuñoa, que lidera en el Gran Santiago con 18, le sigue La florida con 6 y San Miguel, Santiago Centro y Vitacura con 5, cada uno.

Varleta destacó que Ñuñoa ha venido con un crecimiento sostenido de obras desde 2015.

El mercado de las casas es menos dinámico y sólo ingresaron 15 proyectos, destacando La Florida con 4, y Colina y Lampa con 2 obras cada uno.

Valor

Las cifras se dan en medio de la recuperación que ha mostrado la economía en los últimos meses, las menores tasas de los créditos hipotecarios y la menor cantidad de suelo disponible para levantar nuevos proyectos inmobiliarios en la capital.

En esa línea, el estudio de Adimark indicó que el valor promedio de los departamentos escaló a UF 69,4 por metro cuadrado (m2), mientras que el de las casas a UF 54,8 por m2.

Varleta dijo en que el hecho de que el segundo trimestre sea mejor al primero, muestra señales de normalización del mercado, lo que estaría estrechamente ligado a la recuperación de la economía.

Para este periodo se evaluaron 1.193 proyectos, de los cuales 81 se incorporaron al mercado al iniciar venta de sus unidades.

En el caso de departamentos ingresaron un total de 66 desarrollos inmobiliarios, donde  se observa que hay comunas mucho más potenciadas. Ese es el caso de Ñuñoa, que lidera en el Gran Santiago con 18, le sigue La florida con 6 y San Miguel, Santiago Centro y Vitacura con 5, cada uno.

Varleta destacó que Ñuñoa ha venido con un crecimiento sostenido de obras desde 2015.

El mercado de las casas es menos dinámico y sólo ingresaron 15 proyectos, destacando La Florida con 4, y Colina y Lampa con 2 obras cada uno.

¿Bajarán los precios?

El estudio dijo que el sector debería estar preocupado por cómo viene 2019. Si bien existe un alto número de viviendas con entrega inmediata que pueden ser absorbidas con normalidad en función de la actual demanda, esto no sucederá el próximo año.

En esa línea, el experto sugirió un eventual sobre stock de viviendas, lo que debiera traducirse en una baja del precio y un desafío para los inmobiliarios.

Esto crearía un ambiente más favorable para adquirir casas o departamentos el próximo año. Aunque el empleo parece ser la pata coja de la economía y el aumento de los salarios aún es tímido, las nuevas ofertas de los bancos podrían inclinar hacia una decisión de compra más agresiva.

En efecto. Las instituciones financieras han vuelto a financiar hasta el 90% de una propiedad, al mismo tiempo que han ido bajando progresivamente las tasas de interés de los préstamos para adquirir viviendas.


1
×
Hola ¿en qué podemos ayudarte?